3

El Mercadillo recibió 130.000 visitas en el último año

El Mercadillo del Agricultor y Artesano de Tegueste recibió durante el último año unos 130.000 visitantes que cada fin de semana acudieron a sus instalaciones, una cifra muy significativa y que refrenda el constate incremento que ha experimentado el mercadillo de la Villa desde su nacimiento a principios de 2004. Según consta en el último informe de gestión del mercadillo presentado recientemente, en 2013 la cifra de visitantes llegó a las 130.000 personas.

Mercadillo visitas

Otro incremento significativo corresponde a la presencia de puestos de agricultura ecológica certificada, que el año pasado se duplicó pasando de 2 a 4 puestos. El mercadillo cuenta en la actualidad con 161 socios, de los 65 venden en el mercadillo sus productos repartidos en 34 puestos. Asimismo, el informe registra un aumento del 1,88% en lo referente al movimiento total de kilos de frutas y verduras en el último ejercicio.

En cuanto al reparto de los socios, el 54,66% corresponde a agricultores, el 27,95% a artesanos, mientras que el restante 17,39% de los socios venden carne, queso, flores, plantas, vino o repostería, entre otras. Una de las novedades del año pasado fue la inauguración del puesto de la Asociación de Viticultores de Tegueste (AVITE) donde se venden vinos de bodegas de Denominación de Origen, además de los caldos elaborados por bodegas tradicionales de la Villa, consiguiendo así una diversificación de la oferta del mercadillo teguestero.

Uno de los aspectos destacados recogidos en el informe de gestión del mercadillo es renovación de la certificación del sistema ISO-UNE 9001:2008 de gestión de la calidad, un sistema innovador en las Islas y que convierte mercadillo de la Villa en la primera y única organización de este estilo en el Archipiélago en recibir esta distinción, que busca garantizar la calidad del servicio que presta a los clientes, con criterios de mejora continua y siguiendo estándares de la Norma Internacional.

La implantación de este sistema de calidad ISO 9001 fue posible gracias a la subvención otorgada por parte del Gobierno de Canarias a través del Leader, además de la ayuda aportada por parte del Ayuntamiento de Tegueste y los propios medios de la asociación que gestiona el mercadillo. La consultora Plan B Group fue la empresa elegida por el Mercadillo para la implantación y la empresa certificadora, Bureau Veritas Certificación. 

Asimismo, otro de los aspectos destacados ha sido la consolidación de las nuevas tecnologías. De esta manera, durante el último año, la web de mercadillo (www.mercadillodetegueste.es) recibió un total de 6.500 visitas, una cifra con la que el mercadillo consigue posicionamiento estratégico y diferenciador y un valor añadido para los hombres y mujeres que quieren dar salida sus productos al hacerlos más competitivos.

Otro de los aspectos significativos de 2013 fue la ejecución de varias obras de mejoras en las instalaciones del mercadillo, como fue el empedrado de la fachada de la oficina y la cantina, o la creación de dos plazas de aparcamiento para minusválidos y otras dos para carga y descarga.

Las acciones solidarias del mercadillo también han sido parte destacada de su actividad durante 2013, ya que se ha mantenido la colaboración con ONG´s como RETO, Manos Unidas, ACOES y otros colectivos en diferentes programas, además de con el Ayuntamiento de Tegueste y los Servicios Sociales de la Villa con la donación de productos para las familias más necesitadas del municipio, entre otras acciones solidarias.

El Mercadillo del Agricultor y Artesano de la Villa de Tegueste nació a principios de 2004 con la idea de acercar a los consumidores un punto donde poder adquirir directamente del productor artículos hortofrutícolas, ganaderos, artesanos y reposteros, con la finalidad primordial de ayudar a solucionar los problemas de comercialización que tradicionalmente han padecido. El Mercadillo de la Villa ha ido evolucionando y actualmente se ha convertido en un punto no sólo de comercialización, sino también de encuentro con las tradiciones, mantenimiento del paisaje rural y fomento de los productos locales.