3

Tapones solidarios en el Mercado del Agricultor de Tegueste

La recogida de tapones solidarios en el Mercadillo del Agricultor de Tegueste es una iniciativa del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Tegueste que lleva más de cinco años desarrollándose.

La recogida de tapones solidarios se realiza en colaboración con la Asociación Iraitza, una organización que ayuda a personas con discapacidad a que consigan sus tratamientos u obtengan aparatos orto protésicos que mejoren su calidad de vida.

En esta ocasión, la campaña de recogida de tapones de plástico en la que participa el Ayuntamiento de Tegueste y el Mercadillo de Tegueste, “Tapones para Joel”, va destinada a Joel, un niño de 10 años que necesita seguir su tratamiento en el Hospital Universitario de Navarra.

Los tapones plásticos se pueden depositar en el Mini Punto Limpio ubicado dentro de nuestro Mercadillo del Agricultor y Artesano de la Villa, todos los sábados y domingos en nuestro horario habitual, de 8:00 a 14:00 horas.

Los tapones solidarios se convierten en una oportunidad para realizar un acto solidario y sostenible puesto que al donarlos, reciclamos y, con el dinero recaudado, se ayuda a esta iniciativa.

La calidad del plástico de los tapones es muy apreciada por las empresas de reciclaje y además, por su volumen, ocupan menos espacio a la hora de ser transportados de un lugar a otro.

Cabe señalar que uno de el uso mayoritario a los que se destinan los tapones solidarios es su conversión en cajas para transportar la fruta, aunque lo realmente importante es que esta donación de tapones de plástico ha facilitado la vida a personas y familias que lo necesitan.

El Mercadillo de Tegueste incluye esta iniciativa dentro de las acciones de Responsabilidad Social Empresarial que viene realizando a lo largo del año y muy en sintonía con su participación en el proyecto Empresas + Sostenibles.

Tapones solidarios con la Asociación Iraitza

La Asociación Iraitza Tapones Solidarios nació en 2013 a raíz de una campaña de recogida de tapones solidarios en favor de la niña Iraitza del Pino Rodríguez Benítez, natural de la ciudad de Gáldar, de tan solo 2 años de edad, que padece una enfermedad de las denominadas raras (déficit de biotinidasa) y una minusvalía del 90%, y que necesitaba una silla adaptada para su progreso y mejora en su calidad de vida.

Durante la campaña fueron numerosas las personas que, en situaciones similares a la de Iraitza, solicitaron información y querían también intentar obtener estos aparatos a través de los tapones plásticos.

Fue tal la avalancha de solicitudes, que se decidió formalizar una asociación para agradecer la solidaridad de tanta gente, e intentar ayudar a tantas personas que estaban en una situación parecida.

La labor de la Asociación ha ido creciendo poco a poco y, en la actualidad, ya se han conseguido resolver los casos de 7 niños además del de Iraitza. Ahora mismo la asociación tiene 33 casos pendientes de resolver, y es por eso por lo que la labor continúa y se han sumado muchas más personas y empresas a tan gratificante labor.